Hola amigos

Bienvenidos a El Mundo de Mate. Transpórtate y conoce a través de mis historias personales, recomendaciones y fotografías, hermosos sitios que debes visitar al menos una vez en tu vida. Ven y atrévete a conocer mi imparable mundo.

Leavenworth: Un rinconcito alemán en Washington

Leavenworth: Un rinconcito alemán en Washington

El día a día puede ser muy ajetreado. Entre el trabajo, las labores del hogar, las mascotas y los hijos (si tienes) tus 24 horas del día pareciera que se reducen a solo 5. Pero, recuerda, cada cierto tiempo vale la pena salir de la rutina, desconectar de las computadoras y visitar lugares nuevos e interesantes.

Si estás buscando pasar un fin de semana diferente, divertido, pero a la vez tranquilo, entonces debes visitar Leavenworth.

Leavenworth es una ciudad ubicada en el condado de Chelan, Washington, Estados Unidos, muy colorida, y que puedes visitar cualquier época del año. Pero lo que realmente la hace especial es su temática de un pueblo alemán, que te permite teletransportar al continente europeo.

Es muy fácil darse cuenta cuando entras al pueblo de Leavenworth, ya que hasta la infraestructura se diferencia del resto. Allí, podrás apreciar desde casas, hoteles, museos, un centro turístico, hasta un Starbucks con la fachada de la arquitectura tradicional alemana, lo que la hace muy interesante.

Dependiente de la época del año que vayas, hay gran diversidad de actividades que puedes hacer en Leavenworth.

Nuestra primera experiencia en esta hermosa ciudad la vivimos a principios del mes de enero, cuando la nieve aún vestía todas sus montañas y parte de las calles de la ciudad. La verdad que, al bajarnos del carro, ya estábamos enamorados de la ciudad. Los árboles ubicados en las zonas públicas aún estaban cubiertos de las bellas luces de Navidad.

Pudimos caminar por una pequeña plaza y todas sus calles para conocer los lugares más emblemáticos. Encontramos varios puestos de comida al estilo foodcart con las tradicionales salchichas alemanas. Y por supuesto, tuvimos que hacer una parada obligatoria en uno de esos sitios para probarlas. La verdad estaba ¡divinas! Y lo mejor es que hay opciones ¡hasta para los vegetarianos!

 A solo unos 10 a 15 minutos caminando, puedes encontrar el río de la ciudad, donde puedes tomarte fotos y ver algunos peces si tienes suerte. Lo que si no te aconsejo es intentes bañarte en invierno ¡el agua es helada!

Además, también puedes visitar una tienda al estilo alemán con salsas, decenas de tipos de mostazas y dulces caseros que puedes degustar.

Definitivamente, en esta pequeña ciudad puedes encontrar de todo: un Starbucks, heladerías caseras, un club para montañistas y hasta un museo de cascanueces, llamado Leavenworth Nutcracker Museum, donde hay más de 5,000 cascanueces, desde prehistóricos hasta los más modernos.


Si vas en invierno (como fue nuestro caso) hay varias actividades que puedes hacer al aire libre. Si solo te alejas unos 10 minutos de la ciudad en carro, encontrarás enormes montañas vestidas de nieve para practicar: snowshoe, ski, snowboarding, lanzarte en trineo con las más pequeños de la casa y hasta deslizarte en unos salvavidas redondos (tubes) desde la colina que desees.

Si quieres hacer algunas de estas actividades en una ruta que no conoces o simplemente te gustaría tener la asesoría de algún experto de la zona, te recomendamos que te dirijas al Centro de visitantes de Leavenworth donde te podrán mapas, sugerencias y hasta visitas guiadas en algunos casos (si corres con suerte) completamente gratis.   


La gran pregunta es ¿cómo surgió la idea de convertir este lugar en una ciudad Baviera? Y la verdad es que te sorprenderá la respuesta.

En el pasado, este pueblo prácticamente fue destruido y despoblado, ya que se convirtió en una vía ferroviaria. Afortunadamente, en 1962, el Comité Proyecto LIFE (Mejora de Leavenworth para todos) se formó en colaboración con la Universidad de Washington para investigar estrategias para revitalizar este pueblo en apuros y por supuesto, para impulsar el turismo.

La idea de crear una ciudad de este tipo surgió por dos hombres de negocios de Seattle, Ted Price y Bob Rodgers. El primer edificio remodelado en estilo bávaro fue el Hotel Chikamin.

Esto no fue una simple renovación. Además de cambiar completamente el área del centro de la ciudad, los líderes de la comunidad crearon una serie de festivales para atraer a turistas, que aún se siguen llevando a cabo con mucho éxito, como: el OktoberFest, Festival Autumn Leaf, Maifest y los inmensamente populares festivales de iluminación navideños.

Durante décadas, Leavenworth ha sido un importante destino turístico en el noroeste del Pacífico. Más de un millón de turistas recorren esas calles cada año, encontrando la "autenticidad bávara y la hospitalidad del noroeste".

Hawaii: una isla que debes conocer antes de morir

Hawaii: una isla que debes conocer antes de morir

Segundo intento en South Sister ¿habrá sido la vencida o será la tercera?

Segundo intento en South Sister ¿habrá sido la vencida o será la tercera?